Orígenes, ética y embriones: las fuentes de células madre embrionarias humanas

¿Dónde obtienen las células madre embrionarias los investigadores? Esta es la pregunta que da lugar a mucha de la controversia alrededor de la investigación con células madre humanas. ¿Debieran los científicos limitarse en la utilización de embriones sobrantes de un tratamiento de fertilidad? ¿Por qué no crear embriones especialmente para la investigación y así maximizar las oportunidades de éxito?

Las células madre embrionarias humanas (ESC) se fabrican a partir de un pequeño número de células de la blástula, un embrión humano en sus primeras fases de desarrollo. Se extraen células individuales de la blástula y se cultivan en grandes cantidades de células para crear «líneas» de ESC.

Las líneas de ESC utilizadas por la mayoría de investigadores son líneas de células madre ya existentes. La mayoría de estas líneas nuevas se crean a partir de blástulas sobrantes de tratamientos de fertilidad.

La capacidad de estas células de autoreplicarse permite cultivar grandes cantidades de células de una línea de células madre y compartirlas con laboratorios de todo el mundo durante años, lo que minimiza la necesidad de fabricar ESC nuevas de la blástula.

Aunque algunos no están de acuerdo con el uso de células madre embrionarias, generalmente se acepta el uso de líneas de ESC ya existentes, puesto que no se perjudica a más embriones.

El debate ético en torno a la creación de líneas de ESC nuevas a partir de blastocistos sobrantes de clínicas de fertilidad se debe principalmente a la falta de consenso sobre el tratamiento de los blastocistos. Algunos consideran que destruir blastocistos es sinónimo de acabar con una vida humana.

Una de las cuestiones a menudo ignoradas sobre las ESC es quién se beneficiará de los tratamientos con estas células, ya que es posible que los tratamientos no sean asequibles para las personas con menos recursos en países pobres.

La investigación con células madre embrionarias se centra en líneas de células madre. Estas son poblaciones de células, todas llevan los mismos genes, y son crecidas en el laboratorio durante muchos ciclos de crecimiento y división sobre muchas generaciones de células. Una línea celular puede proveer a muchos de los investigadores de un gran número de células.

Existen tres fuentes principales de líneas de células madre embrionarias humanas.

  1. Líneas de células ya existentes.
  2. Embriones sobrantes de tratamientos de fertilidad.
  3. Embriones creados a la medida por transferencia de núcleos de células somáticas (SCNT, por sus siglas en inglés), la técnica utilizada para crear a Dolly la Oveja.

Dolly the sheep
Dolly la Oveja

 

Algunas personas se oponen a la utilización de células madre embrionarias humanas bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, el uso de líneas celulares ya existentes es la fuente más aceptada de células madre. Esta aceptación se basa en el argumento de que lo hecho, hecho está. Incluso si la obtención de embriones en primer lugar pudiera considerarse moralmente incorrecto, nada puede hacerse para salvar a los embriones originales a partir de los cuales se crearon las líneas.

La gente que se opone a la utilización de células que provienen de esta fuente cree que es una falta de respeto para los embriones y por lo tanto para la vida humana. Aquí se muestra un resumen de los argumentos a favor y en contra de la utilización de embriones sobrantes.

Argumentos para la utilización de embriones sobrantes

 

Argumentos en contra de la utilización de embriones sobrantes

 

No existe ninguna razón para creer que la destrucción de embriones minará los valores de la sociedad – durante muchos años se han creado embriones por FIV y no se ha observado un cambio significativo con respecto a cómo valoramos la vida humana.

 

Si las terapias con células madre se convirtieran en tratamientos de rutina, entonces los embriones humanos podrían aprovecharse como una fuente de material terapéutico disminuyendo el respeto por la vida humana.

 

No debería ser inmoral el hecho de sacrificar embriones humanos para curar enfermedades devastadoras y ser aceptable para tratamientos de fertilidad.

 

Este es el comienzo de una pendiente resbalosa que lleva a escenarios deshumanizantes como granjas de embriones, bebés clonados y fetos usados como partes sobrantes.

 

Los embriones sobrantes van a ser destruidos de cualquier manera, una vez que ha expirado el tiempo para ser guardados en el congelador, es mejor no desperdiciar estos embriones y utilizarlos en la investigación que pudiera beneficiar a la gente.

 

Esto podría alentar a la sociedad a tolerar la pérdida de la vida para salvar una vida. ¿Hacia dónde nos llevaría?

 

 

Nucleus being injected into an egg cell in somatic cell nuclear transfer
Nucleus being injected into an egg cell in somatic cell nuclear transfer

Algunas personas argumentan que es moralmente peor crear un embrión con la intención de destruirlo para la investigación, que crear embriones sobrantes como subproductos de un tratamiento de fertilidad, donde había al menos una oportunidad de que una vida humana fuera creada.

Sin embargo, algunos señalan que la creación de embriones sobrantes sucede naturalmente en los embarazos y también en las FIV y que esto es ampliamente aceptado como una consecuencia inevitable del embarazo. Por lo tanto, si es normal crear embriones sobrantes, sabiendo que estos perecerán, debería ser normal crear embriones para la investigación. Es más, tales embriones tendrán una mejor oportunidad de responder a las necesidades de los pacientes porque pueden ser creados a partir de un paciente específico como una fuente de células compatible con ese paciente.

El clonaje terapéutico es un término utilizado para describir la idea de crear células madre para usarse en un tratamiento médico para un individuo en particular. De hecho, estas células todavía no se utilizan para tratamientos y ciertamente no se pondrían utilizar actualmente en un paciente.

En práctica, el clonaje terapéutico significa la creación de una línea de células madre embrionarias llevada a cabo por una técnica llamada transferencia de núcleos de células somáticas (SCNT, por sus siglas en inglés). En este proceso, se crea un embrión poniendo el núcleo de una célula adulta de un animal en un óvulo al que se le ha quitado su núcleo. Se permite al embrión crecer hasta un estadío muy temprano en el desarrollo y luego se le utiliza como fuente de células madre. En el futuro, este método puede servir como fuente proveedora de células para terapia.

Therapeutic cloning diagram
Clonaje terapéutico: La transferencia de núcleos de células somáticas puede utilizarse para crear nuevas líneas de células madre embrionarias.

No existe un consenso con respecto a las implicaciones éticas del clonaje terapéutico.

Argumentos para permitir el clonaje terapéutico

 

Argumentos en contra de permitir el clonaje terapéutico

 

Las posibles grandes ventajas para la humanidad en el futuro pesan más que cualquier acto erróneo.

Aunque el hecho de destruir embriones está clasificado como un asesinato, algunas veces la sociedad puede  justificar la destrucción para salvar la vida de los otros: eg si Hitler hubiera sido asesinado, millones de vidas hubieran podido salvarse.

Las líneas de células madre embrionarias podrían ser creadas a partir de células de pacientes que sufren de enfermedades raras y complejas, creando así un vasto recurso que podría ser utilizado por muchos científicos.

 

Los individuos equivocados podrían tratar de implantar embriones humanos clonados en el útero de una mujer para crear una persona clonada (esto se conoce como clonaje reproductivo). Existen leyes en contra de esto en muchos países, pero no en todos.

La presión comercial y la competencia internacional podrían llevar a los científicos a llevar a cabo más y más investigación en embriones y la vida humana podría convertirse en un recurso para los investigadores.

Los óvulos utilizados para crear embriones de esta manera tendrían que ser donados por mujeres, quienes podrían aprovecharse de sus óvulos, especialmente en países pobres o en lugar con menos restricciones legales.

 

 

La fuente de donde provienen las células madre embrionarias humanas no es la única cuestión ética en la cual hay que reflexionar. Es incierto quién se beneficiará de las terapias con células madre, pero parece poco probable que los países más pobres en el mundo sean los que cosechen las recompensas, al menos en un principio. Muchas otras preguntas éticas son planteadas por la perspectiva de nuevas terapias y por descubrimientos tales como la tecnología de células madre pluripotentes inducidas.

Esta hoja informativa fue creada por Kristina Hug y revisada por Göran Hermerén.

Las imágenes de células madre embrionarias humanas y blastocisto humano por Jenny Nichols. La inyección del núcleo en la transferencia de núcleos de células somáticas (SCNT,por sus siglas en inglés) y Dolly la oveja por el Centro de Medicina Regenerativa (MRC por sus siglas en ingles) de la Universidad de Edimburgo.